Lumbersexuales

lumbesexual

 

Los hombres delicados y bien cuidados, un fenómeno largamente discutido en los últimos años, ya han desaparecido. El término «hombre metrosexual» introducido por Mark Simpson ha causado gran confusión al poner a un lado de la barricada a los hombres que se cuidan a sí mismos, a los siempre bien vestidos, a los que usan cosméticos, en definitiva, a los que permanecen en estrecho contacto con la parte femenina de su naturaleza y a los que definen el cuidado de su estética como una patología y una negación total de la masculinidad.

Desde hace tiempo se habla de los hombres leñadores, la nueva moda masculina que sorprende a los que hasta ahora han tratado a los hombres barbudos como una novedad pasajera. En nuestra sociedad actual se está imponiendo un tipo de hombre totalmente nuevo y yo diría que no metrosexual. El término «lumber o leñador» significa un retorno a las raíces y una simbiosis con la parte natural y salvaje de la naturaleza masculina. El lumbersexual lleva barba, tatuajes, camisas a cuadros y zapatos cómodos y pesados. Vive su corporeidad con facilidad. Es un hombre irresistible de carne y hueso.

Cathy Nhung, editora de moda de Guardianes del Tiempo comenta: «Para mí, un hombre deportista con barba (pero no demasiado larga) que lleva una camisa de franela es mucho más atractivo que un hombre de satén con una camiseta ajustada y pantalones ajustados. También es cierto que después de casi 10 años el tipo «metro» nos ha aburrido. Era de esperar que apareciera un nuevo modelo alternativo. Ni siquiera se trata de rebelión, se trata de la necesidad de cambio.

Lo que los distingue de sus «antepasados» hipster es el aire arrogante, desaliñado y decididamente masculino. Si estábamos acostumbrados a ver hombres afeitados de las piernas a las cejas en la playa, este año las cosas cambiarán. Para los leñadores es esencial ser viles y mostrar con orgullo los pelos que cubren tanto su pecho como su cara. Así que todos estamos advertidos: tan pronto como empecemos a ir al mar seremos golpeados por una ola de testosterona y masculinidad difícil de ignorar.

 

Características de un Lumbersexual

  • Pantalones: corte regular. Los pantalones ajustados (slim fit) no son para ellos. Necesitan algo más rustico y que puedan ensuciarse con barro.
  • Camisa: ancha, a cuadros, pesada, desabrochada
  • Barba: sin cuidar y tal como viene.- Dinero y tiempo dedicado a la apariencia: al igual que un Metrosexual, pero el resultado es más descuidado, y, por lo tanto, estamos en un nivel aún más alto de sofisticación.
  • Marca de referencia: Timberland, Lumberjack y similares
  • Hobby de referencia/artesanía ideal: tallado en madera/ construcción de muebles
  • Verdadero oficio: gráfico,, programador informático, diseñador